Introduction

La fuerza laboral de lo Estados Unidos es cada vez mas multicultural, y esta tendencia es también evidente en la industria del a construcción. El numero de Hispanos empleados por la industria de la construcción aumento de 342,000 en el año 1980 a 1,408,000 en el año 2000 como muestra la Figura 1 publicada por el Construction Chart Book (2002). Esta publicación reporto que 17% de trabajadores asalariados y por jornada son Hispanos.

(Figure in full paper)

Los Hispanos componen una parte desproporcionada de algunos oficios de la construcción, por ejemplo, 33% de instaladores de tablaroca, 31% de instaladores de losetas, 27% de concreteros, 26% de pintores, 23% de techeros, y 21%obreros (CPRW 2002, Ruttenberg and Lazo 2004 Jaselskis et al. 1996, Jaselskis et al. 2004). El sector de la construcción atrae un gran numero de trabajadores Hispanos por la facilidad de entrada, sueldos relativamente altos, bajos requerimientos de destreza (depende del oficio), bajos requerimientos de documentación legal, necesidad limitada de conocimiento del idioma ingles, y la disponibilidad de trabajos. Entre 1980 y el año 2000, el numero de trabajadores de la construcción que se identificaron como Hispanos se cuadruplico a 1.4 millones, o 17% de trabajadores asalariados y de jornal (CPWR 2002). Al aumentar el numero de Hispanos trabajando en la construcción, las fatalidades entre este grupo ha aumentado desproporcionadamente. John Henshaw, el sub-secretario de trabajo para Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA), determino que en el año 2000 los Hispanos representaron un número de muertes en lugares de trabajo incompatibles en todas las industrias-13.8%, en comparación con su proporción de empleo, el 10.7% (Henshaw 2002). Otros estudios han demostrado que entre 1992 y 2003 las muertes entre los obrero hispanos de la industria de la construcción se han más que duplicado de 108 a 263 (Dong et. Al. 2005). Según un informe del año 2000 sobre fatalidades publicado por el BLS, 815 trabajadores hispanos o latinos murieron como consecuencia de las lesiones relacionadas con el trabajo durante el año 2000. Casi el 20% de los hispanos fueron vÍctimas mortales debido a caÍdas y contacto con los equipos, eventos más comunes en las obras de construcción que otros lugares de empleo (Henshaw 2002). Además, aproximadamente 627,000 trabajadores de la construcción - aproximadamente la mitad de los trabajadores de la construcción hispanos en los EE.UU. - son inmigrantes ilegales, quienes tienden a no quejarse por condiciones de trabajo inseguras por temor a perder su empleo o se enfrentar deportación (Hopkins 2003). Es importante señalar que cualquier esfuerzo de investigación destinado a mejorar las condiciones de seguridad de los trabajadores hispanos, no debe considerar el estado de residencia ya que esto puede limitar la participación de esta población. Para agravar el problema del idioma, muchos trabajadores de la construcción hispanos en los EE.UU. sufren de alfabetización limitada en español, asÍ como en Inglés. La distribución de los logros educativos en la construcción para el año 2000 muestra que el 54% de los trabajadores hispanos no ha logrado el diploma de escuela secundaria.

This content is only available via PDF.
You can access this article if you purchase or spend a download.